Presentación Nuevo Estandarte

Sin duda el Triduo nos ha dejado muchos buenos momentos. De devoción, de miradas, de oraciones, de silencios, momentos íntimos con uno mismo y momentos que se deben compartir.

El pasado domingo 6 de Marzo tuvimos uno de esos momentos que apetecen ser recordados y cuya fecha será anotada en los libros de actas de nuestra Cofradía, y es que, durante la Eucaristía de las 12h y como colofón final a estos tres días en honor a Jesús Nazareno, pudimos ver el que ya es nuestro nuevo Estandarte.

Os podríamos hablar de todo lo que este tiene y que el otro no tenía, del tamaño, de los bordados, de las nuevas telas, de la corona Real… pero hay muchas cosas que este no tiene, cosas que son muy necesarias y que solo la historia conseguirá que las tenga.

No huele a incienso, no, todavía no ha cogido el olor suficiente a Semana Santa que el otro tenía. Tampoco tiene roces del trajín de ir y venir de un lado para otro, ni tiene marcas de agua, todavía no ha probado la lluvia de Zaragoza (y esperemos que tarde mucho tiempo en hacerlo), el blanco todavía es blanco, las varas enroscan perfectamente y no estan desgastadas de tantísimos montajes, ni tampoco tiene ojeras de trasnochar en San Cayetano un Lunes Santo. Y lo más importante, ¡Aún conserva todos los flecos! ya que todavía no ha sido inspeccionado por las manos inocentes de ningún niño.
Se acerca la Semana Santa, empiezan las historias de este nuevo Estandarte y cualquier cofrade que lea esto estará de acuerdo en que, si su Estandarte está tan impecable como el primer día es, sencillamente, porque aún no ha procesionado lo suficiente.

*Fotografía de Jorge Sesé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *