Volver a empezar

De nuevo a la carga, de nuevo la constancia y el tesón se adueñan de nuestros cofrades para una vez más y como cada año pasar frio a la orilla del Ebro preparando los toques y las procesiones de la próxima Semana Santa.
Este año no es Enero, pero aún así el frío y la lluvia no nos abandona, esperemos que poco a poco la cosa mejore ya que son muchos (y cada día más) los mayores y pequeños que dedican su tiempo del fin de semana en ensayar los preparativos de la que es su semana grande.
Y es que es de aplaudir la dedicación que desde pequeños tienen para poder salir desfilando un año más en esa gran marea morada que todos y cada uno de nosotros formamos.
Mucho ánimo a todos los que estos días realizan tal esfuerzo, seguro que es gratamente recompensado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *